En España, el golpe lo recibió hoy la bolsa de Madrid donde la cadena de supermercados Día, la más expuesta del Ibex a los vaivenes de la Argentina, que se venía recuperando de estar en mínimos pero volvió a caer. No fue la única empresa que borró ganancias por la crisis de este lado del Atlántico.

Por su parte, Uruguaytambién tuvo que tomar medidas por la megadevaluación y el retroceso de la actividad económica. "Argentina me tiene con el Jesús en la boca y no sé en qué va a terminar", dijo la vicepresidente Lucía Topolansky cuando le preguntaron cómo se vive desde su gobierno la crisis cambiaria.

Según informa el diario El País del país vecino, los técnicos del Banco Central de Uruguay (BCU) siguieron el jueves minuto a minuto la evolución del mercado cambiario argentino y concretó la intervención más grande de la que hay registro para que no salte el dólar: vendió 133,1 millones. A eso le sumó ventas de dólares a futuro (a uno, dos y tres meses) por un total de 25 millones de dólares.

Y también el sector turístico está en alerta. Desde ese sector ya comenta que esperan "la peor temporada de la historia" en lo que respecta a los argentinos, que representan casi el 60% de sus visitantes. No por nada se confirmó días atrás que volverán a aplicar devoluciones de 23% del IVA a quienes realicen consumos.

La megadevalución del peso no afectará solamente el turismo en Uruguay. El encarecimiento para acceder a divisas tendrán también su consecuencia en otros destinos como EEUU, Brasil y países de Europa.

Junto a Turquía, cuya moneda también se devaluó con fuerza, la Argentina le está pegando al resto de los países. "Estas monedas están infectando a los mercados emergentes", señaló Shamaila Khan, directora de deuda de mercados emergentes de Alliance Bernstein en Nueva York. "Habrá volatilidad en los titulares y hoy es uno de los días negativos".

Fuente: Ámbito.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate