Los turistas extranjeros podrán regresar a España a partir de julio, anunció este sábado el primer ministro español Pedro Sánchez, poniendo fin así a una prohibición aplicada desde mediados de marzo a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus.

A partir de julio se reanudará la entrada de turismo extranjero en España en condiciones de seguridad”, declaró Sánchez en una conferencia de prensa.

Lo más duro ha pasado, lo más difícil ha quedado atrás. No debemos actuar con miedo, pero sí con prudencia. Seguimos en emergencia sanitaria”, agregó el mandatario.

Además, anunció que la liga española de fútbol retomará su temporada 2019/20 a partir del próximo 8 de junio. “El Gobierno ha dado luz verde a que vuelva la Liga, será la semana del 8 de junio", confirmó.

Sánchez luego afirmó que “es el pueblo español el que ha hecho retroceder al virus. La gran ola de la pandemia ha sido superada y hemos iniciado la transición a la nueva normalidad. Estamos a un paso de la victoria”.

Y agregó: “Hasta que llegue la vacuna esta victoria sigue dependiendo de nuestra cautela. Un rebrote no es imposible y la OMS lo ha advertido. La prudencia debe seguir siendo nuestra guía de actuación”.

Miles de personas se manifestaron este sábado desde sus coches en numerosas ciudades de España, convocados por el partido ultraderechista Vox, para protestar por la gestión que el Gobierno españolestá haciendo de la pandemia, exigir su dimisión y reclamar libertad de movimientos.

Grandes hileras de automóviles, desde los que ondeaban banderas de España, salieron a las calles del centro de las ciudades españolas, después de que consiguieran la autorización por parte de los tribunales, ya que al estar el país en estado de alarma, está limitada la libertad de movimientos y las reuniones numerosas de personas, con el fin de impedir la propagación del virus.

La protesta más numerosa tuvo lugar en Madrid, donde centenares de coches, algunos de ellos descapotables, y motos, recorrieron las calles principales del céntrico barrio de Salamanca, uno de los de más alto nivel económico de la capital, y donde comenzaron las caceroladas de protesta hace dos semanas.

El líder de Vox, Santiago Abascal, que encabezó la manifestación de Madrid, acusó al Gobierno de “la peor gestión de la crisis en todo el planeta” y de “ocultar información que podía haber salvado vidas”, y advirtió de que lo llevará ante la Justicia, en un discurso pronunciado durante la marcha.

En Barcelona unos 500 vehículos se manifestaron por el centro de la capital y desde algunos vehículos sonaba música militar y el himno de España. Pero también en otras ciudades como Sevilla, Valencia, Murcia o Logroño salieron estas caravanas de protestas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate