"Las chicas ingresaron, no se le prohibió el ingreso a nadie. El día habitual en la institución comienza con una oración, como todo colegio católico. Después se pusieron el pañuelo cuatro chicas de cuarto año y manifestaron su postura a favor de lo que ahora ya tuvo media sanción", relató, en referencia al proyecto de despenalización del aborto.

En diálogo con AHORA, Godoy pidió aclarar que a las estudiantes "no se las retó". "No hubo un reto, no hubo una amenaza ni se les prohibió que se manifiesten, incluso hubo instancias de diálogo y se las escuchó", aseguró. Y sobre la consulta puntual acerca de si se les había impedido que llevaran los pañuelos verdes a la escuela, lo descartó. "No, no se les dijo nada de eso", señaló. "Lo único que se hizo es invitarlas a la reflexión", indicó.

En ese sentido, manifestó que con la intervención de "la directora y el sacerdote Marcelo Bravo", "se las invitó a que no lo manifiesten dentro de la escuela".

"En el aula, cuando surge que sacan el pañuelo, manifiestan su postura y obviamente, de más está decir la postura que tiene la Iglesia, se las invita a las chicas, se les explica cuál es la postura de la institución teniendo en cuenta el ideario, que defendemos la vida", expresó el apoderado del instituto. Y en esa línea, añadió: "Se convocó el pedido en el ámbito del aula para charlar, escuchar y sobre todo, porque incluimos a todos, no dejamos afuera a nadie, escuchamos todas las voces, comprendemos a todos, porque cada uno tiene su postura".

Además, pidió aclarar: "Leí que decían que no habían podido poner cartelería o algo así. Nunca hubo ni siquiera un indicio de eso. Sí a favor de la vida, y el 25 de marzo, cuando es el Día del Niño por Nacer, como en todas las instituciones -católicas-, se hizo esa campaña", reconoció.

"VALORO MUCHO LO QUE HICIERON, HAY QUE ESCUCHARLAS"

Finalmente, a título personal, Godoy expresó: "Yo valoro mucho lo que ellas hicieron, el hecho de decir 'estas chicas manifiestan su idea en un ámbito que obviamente, es contrario a la idea esa', o que en el ideario de la escuela no está contemplado".

Y ahondó: "Hay que escucharlas, hay que comprenderlas, hay que valorar a las chicas porque están defendiendo sus ideas; son valiosas, son adolescentes y para mí es valioso que puedan manifestarse así".

"Acá no se confronta ni se obliga a nada a nadie. Respetamos las libertades de todos. Así como pedimos que nos respeten y escuchen las voces nuestras, respetamos y escuchamos las voces de los otros", concluyó el apoderado legal del Instituto San Pompilio.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate