La polémica eliminación de Boca a manos de Atlético Mineiro en Brasil terminó en escándalo. A la salida del encuentro, la policía brasileña reprimió a los jugadores, arrojando gases en un pasillo. Lo sucedido ocasionó que varios jugadores se descompusieran.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate