El proyecto que crea una Campaña Nacional de Donación de Plasma Sanguíneo de pacientes de Covid-19 fue convertido en ley este jueves en el Senado, donde recibió apoyo unánime tras un debate donde se destacaron los resultados obtenidos con este tratamiento.

El titular de la Comisión de Salud, Mario Fiad (UCR) destacó que el tema “ha generado un amplio consenso” dado que “los ensayos clínicos han resultado auspiciosos” en los receptores de la transfusión.

“Existe la posibilidad de que la aplicación de plasma pueda evitar que la enfermedad tenga una proyección mayor”, señaló, aunque aclaró que “no hay evidencia cierta de la eficacia del tratamiento” y además “no es para todos los pacientes: la gravedad de cada uno y la prescripción está protocolizada por el Ministerio de Salud”.

La oficialista Inés Blas remarcó que “es necesario generar conciencia y difundir los beneficios” de este método, y agregó que “este es un instrumento que apela a la solidaridad, al acto humanitario que va en auxilio del otro”.

Asimismo, puntualizó que “siete de cada diez pacientes recuperados desarrollan anticuerpos” y que “con 600 mililitros de plasma, que es lo habitual, alcanza para transfundir a tres personas”.

La iniciativa, impulsada en la Cámara de Diputados por el jefe del bloque oficialista, Máximo Kirchner, declara de “interés nacional” la donación voluntaria de sangre para la obtención de plasmade personas recuperadas de coronavirus, que se utilizará en los pacientes que lo requieran.

Además, crea un “Registro nacional de pacientes recuperados de Covid-19 donantes de plasma”, cuyos datos deberán ser resguardados en cumplimiento con la Ley de Protección de Datos Personales (25.326).

Las personas que donen plasma sanguíneo serán distinguidas como “ciudadanos/as solidarios/as destacados/as de la República Argentina” y gozarán de una licencia especial remunerada de dos días por cada donación que realicen.

Según Parlamentario, el texto aprobado remarca que esta licencia “no podrá implicar afectación salarial alguna, descuentos, ni la pérdida del presentismo o cualquier otro beneficio laboral o adicional salarial que perciba”.

Por otra parte, se garantiza que la autoridad de aplicación se hará responsable del trasladode los donantes que no cuenten con vehículo propio, “cumpliendo con todos los resguardos de seguridad e higiene adecuados”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate