"En los próximos días, enviaré un proyecto de ley al Congreso de la Nación para que, en función de criterios científicos claros y precisos, se me faculte como presidente de la Nación y se faculte a los gobernadores y gobernadoras a tomar restricciones y medidas de cuidado durante esta situación excepcional", expresó.

Y agregó: "De este modo, estoy ratificando mi vocación al diálogo. La pandemia nos exige una responsabilidad inmensa y es la política la que debe tomar las decisiones y encontrar las respuestas al desafío que enfrentamos. Esta es mi responsabilidad y esta es nuestra tarea".

La medida se leyó como una salida por vía legislativa a posibles conflictos judiciales como el ocurrido en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde la Jefatura de Gobierno porteño consiguió un fallo que dejaba sin efecto las medidas de restricción dispuestas en un Decreto de Necesidad y Urgencia, con respecto a la prohibición de la presencialidad de las clases en esa jurisdicción.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate