Dos jóvenes diamantinos fueron a pescar a la isla y se sorprendieron con lo que hallaron: una curiyú. También conocida como "anaconda amarilla", el ejemplar de gran tamaño no los asustó.

Cuando se hallaban recorriendo la isla se encontraron con la serpiente de gran tamaño, probablemente de la especie conocida como Boa Curiyú o Anaconda Amarilla, publicó Neonetmusic.

Pero lejos de asustarse, los entrerrianos procedieron a fotografiarse sosteniéndola para que no huya, y luego le permitieron regresar a su medio ambiente sin problemas.

Se destacó que en lugar de provocar la muerte de semejante especie, luego de guardarse el recuerdo en una fotografía, permitieron que este ejemplar de serpiente volviese a su entorno.

Según se sabe, las curiyú no son venenosas y sí constrictoras, de esta manera es como se cuida el orden natural del medio ambiente, señalaron.

Mirá las fotos:

curiyu diamante 1.jpg
curiyu diamante 2.jpg
curiyu diamante 3.jpg
curiyu diamante 4.jpg

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Conflicto con el transporte: ¿qué es lo que más te preocupa?

La suba del boleto
Los horarios y frecuencias
Los recorridos
El estado de los colectivos
Tener que viajar amontonados
ver resultados

Las Más Leídas