Un concordiense perdió un dedo de un balazo. Ocurrió en Castelli y Chile, cuando el hombre de 31 años en medio de una pelea con otro sujeto recibió un disparo de arma de fuego.

El disparo le provocó la entrada y salida del proyectil dañando seriamente su dedo anular de la mano izquierda de Villalba, en Concordia, publicó El Sol.

Las heridas lo dejaron con una fractura expuesta en la primera falange. Por desgracia, se perdió mucho tiempo y el dedo quedó totalmente mutilado por lo que fue imposible para los médicos del hospital injertárselo y debieron amputarlo.

Intervino el personal policial de la Comisaría Primera. El autor de las lesiones graves estaría individualizado.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate