Tras la detección del caso positivo número 30 en Entre Ríos -un paciente oriundo de San Benito-, el director de Epidemiología de la Provincia, Diego Garcilazo, respondió a las dudas que se generaron respecto de la posibilidad de dar marcha atrás con las habilitaciones otorgadas.

"Este momento es muy precoz para tomar ese tipo de definiciones. Hay que seguir evaluando las medidas o estas definiciones que se toman de autorizaciones", aclaró, y planteó que no se tiene solamente en cuenta un indicador para adoptar estas medidas sino que "son varios elementos que se utilizan para definir las actividades".

"Con un solo caso todavía es muy temprano como para tomar definiciones de esas características", ratificó. De todas maneras, recordó que la mayoría de las actividades autorizadas oficialmente "van a estar subordinadas a la situación epidemiológica".

Por su parte, Carina Reh, secretaria de Salud, reconoció que temen por la "falta de cumplimiento de las medidas". Por ello, reiteran la necesidad de cumplir estrictamente con las medidas de distanciamiento social, que no haya demasiadas personas en un lugar persona, que haya adecuada ventilación de ambientes, que cuando no se puedan cumplir usar el cubra nariz boca, adecuado lavado de manos o tener algún recipiente que tenga alcohol líquido o en gel.

"Hemos visto en los últimos días que la flexibilización ha demostrado que la gente se ha relajado y ha dejado de cumplir con estas medidas", advirtió la funcionaria este viernes, en conferencia de prensa.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate