La provincia de Entre Ríos -como otras del país- viene sufriendo el problema de faltante de vacunas desde el año 2017 de modo tal que fue hasta motivo de análisis prioritario en la agenda de las reuniones del Consejo Federal de Salud -Cofesa-.

El posicionamiento de Entre Ríos, emerge hoy, como respuesta a las declaraciones realizadas por el exsecretario de la Nación Adolfo Rubinstein, en el sentido de que se expresó públicamente de que no hubo vacíos en cuanto en cuanto a la distribución de vacunas durante la gestión anterior, pero en realidad el Ministerio de Salud provincial ya lo venía advirtiendo reiteradamente en contrario a lo que hoy se manifiesta públicamente.

En ese preciso momento de abril de 2019 y luego de haberse agotado todas las instancias calificadas para que se regularice el envío de vacunas, la titular de la cartera de Salud, Sonia Velázquez reclamó vía carta documento una urgente solución ante el faltante de vacunas.

En el escrito se dejaba en claro que el hecho de no cumplir con el proceso de inmunización a tiempo la población queda en franca desprotección y riesgo epidemiológico lo que implica poner a la gente ante la posibilidad de exponerlos a padecer enfermedades prevenibles.

En aquel momento de la carta documento, por ejemplo, no había, Hepatitis A pediátrica, Meningococo(como problema de faltante que aún continúa), Varicela y Salk.

Sin embargo, los problemas de faltante de vacunas continuaron, y la falta de respuesta de Nación se fue acomodando a distintas justificaciones que no hicieron más que profundizar la incapacidad de respuestas acorde seguramente, a una falta de gestión que no tenía en agenda, a la Salud como prioridad.

En algún momento de este recorrido nefasto llegó a faltar en la provincia casi un 50% de las vacunas correspondiente al calendario nacional.

Motivo que llevó a la provincia en términos sanitarios, a reformular estrategias de distribución de las pocas dosis existentes sobrecargando el trabajo del equipo epidemiológico provincial y sufrir las consecuencias de las oportunidades perdidas en el siempre anhelo de llevar las campañas de vacunación a lo más alto de su cobertura.

Las consecuencias de lo que vino sucediendo, todavía continúa afectando el normal desarrollo de las campañas de vacunación. No obstante y con la liberación de las vacunas que estaban en aduana, Nación, en lo que significa un aviso preliminar, informó que estaría regularizando el envío para fines de este mes de enero.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate