La serpiente venenosa padecía de sed y aceptó el vital líquido con agradecimiento.

Las entrañables imágenes fueron tomadas en el estado de Maharashtra, en India.

Allí se muestra a una cobra bebiendo agua de un recipiente que sostiene en sus manos uno de los lugareños.

El reptil fue salvado por otro de los vecinos, quien lo encontró en un pozo seco.

A pesar de que las serpientes de esas características suelen sisear y tomar una postura defensiva cuando entran en contacto con humanos, esta víbora sedienta no pudo resistir la tentación de beber un poco de agua en el caluroso día. Mirá el video:

Embed

Comentá y expresate