Un nene con autismo que estaba solo y perdido la noche de este martes recibió la ayuda de un empleado de un local cercano para volver a su casa. El hecho ocurrió en calle 25 de Junio, a metros de la Peatonal San Martín de Paraná.

"Cuando estábamos cerrando vimos a un chico en la vereda rodeado de policías. Tratamos de interiorizarnos para ver lo que le pasaba y dedujimos que era un chico que vivía cerca del centro y que tenía autismo", contó Fabricio, el empleado que lo ayudó, en diálogo con Canal Nueve Litoral.

"Lo sacamos del tumulto de gente que se estaba haciendo, para que estuviera en calma, y lo trajimos al interior del negocio", detalló.

"Era un chico menor de edad, repetía una sola palabra y tenía un celular en la mano, así que traté de ver si podía acceder a algún tipo de información. Ahí encontré el contacto de la casa y pude comunicarme con la madre, que vino enseguida", agregó Fabricio.

Germán Guglieri, titular de la ONG TEA Red del Interior, que concientiza sobre el trastorno de espectro autista, destacó la intervención de Fabricio. "Lo que hizo es un gesto de una humanidad indescriptible. Lo que hizo es ni más ni menos que comprometerse, levantar la mirada, ver que alguien necesitaba algo", manifestó.

"A mí me llamó por teléfono porque pensó que podía llegar a ser mi hijo. Y yo traté de decirle más o menos cómo comportarse y actuar: no invadirlo, no tocarlo, tratar de contenerlo, ser empático", explicó Germán.

"Hay mucha gente como Fabricio, gente sensible, que se involucra, que no es indiferente", remarcó además.

Conocé más sobre esta historia:

Embed

Comentá y expresate