El diputado paraguayo Jorge Brítez se sacó la camisa durante su intervención en la sesión ordinaria de la Cámara de Diputados, como medida de protesta por la caída económica en Ciudad de Este, por el cierre de las fronteras. Su acción provocó que las diferentes bancadas abandonaran el recinto legislativo y la sesión fuera levantara por falta de de quórum.

Yo no quiero que nadie se muera, pero hace más de 60 días que tienen encerrada a Ciudad del Este”, dijo el diputado Britez al reclamar al Gobierno la reapertura del puente internacional La Amistad, que une Paraguay con Brasil sobre el río Paraná, a 330 km al este de Asunción, cerrado por cuarentena impuesta por el país ante la pandemia de Covid-19.

Embed

El legislador dijo que el 80% de la población fronteriza depende del comercio con Brasil. "Necesitamos trabajar, Vamos a cumplir todos los protocolos", aseguró de forma vehemente luego de arrojar su camisa.

Ciudad del Este cuenta con unos 20.000 comercios que surten a Brasil de mercancías como productos electrónicos, ropa de marca, cigarrillos y cubiertas. Las autoridades sanitarias solo permiten el ingreso y salida de camiones con mercancías, pero no de personas, salvo los repatriados que piden volver a sus hogares después de perder sus empleos en urbes brasileñas, especialmente Sao Paulo.

"Están sin ropa en los asentamientos. Hay gente (políticos de la zona) que habla tranquilamente porque durante 18 años dilapidó la Municipalidad y la Gobernación por lo que tiene mucha reserva", explicó.

Otro diputado criticó su presentación y señaló que: “No corresponde este acto de striptease. Otro colega puede hacer lo mismo o algo peor”, exclamó el oficialista Basilio Núñez, luego de pedir una sanción para su colega.

A lo que Brítez respondió que: “Se escandalizan por una remera y no por la gente que dilapidó durante 18 años recursos”.

Comentá y expresate