Una enorme boa curiyú, ejemplar de esta especie típica del litoral argentino, fue avistada este fin de semana en la zona de islas del Corredor de la Costa santafesina. Más precisamente, se encontraba a la vera del arroyo Mini, cerca de su desembocadura en el río Paraná (entre Arroyo Leyes y Santa Rosa de Calchines).

El ofidio fue hallado por un grupo de pescadores, quienes se limitaron a grabarla y fotografiarla, y luego dejaron que siga tranquila su descanso, consignó Aire de Santa Fe.

El portal argentina.gob.ar precisa que la boa curiyú (cuyo nombre científico es Eunectes notaeus) es el más grande de los boídeos argentinos, llega a medir 4 mts, y su peso alcanza los 30 kg. La dentición es de tipo “aglifa” (dientes macizos, carentes de canales por donde circula la ponzoña). Los dientes en realidad cumplen la función de sujetar a la presa mientras el ofidio envuelve y presiona hasta matar de asfixia a su presa. Su piel se considera valiosa tanto por sus escamas y diseño como por su tamaño. Manifiesta un importante dimorfismo sexual secundario; los machos adultos son notablemente más pequeños que las hembras.

Su nombre vulgar deriva de “Curú tijú”, que significa “espuma en la garganta”, y posiblemente se debe a la abundante saliva que se acumula en su boca cuando traga una presa.

boa curiyú.jpg

Fuente: Entre Medios

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Con la suba del dólar y la inflación, ¿en qué invierte?

Comprar alimentos y bebidas
Colocar plazos fijos
Comprar dólares
No tengo posibilidad de inversión
ver resultados

Las Más Leídas