El horroroso panorama en la zona sur de Rosario se empezó a armar cuando este martes por la mañana, un indigente que removía la basura en busca de algo útil para él, se encontró con la cabeza de un hombre. En realidad, eran dos cabezas y dos brazos, prolijamente cortados y colocados en bolsas, según confirmó luego el fiscal. Pero el escozor siguió en aumento cuando un muchacho encontró más restos a cinco cuadras de allí. Y mientras trabajaba en ese segundo lugar, el fiscal recibió el llamado de un tercer hallazgo de restos humanos en Anchorena y Castro Barros, todo en la misma zona.

Primer volquete: dos cabezas y dos brazos

Fue tal la desesperación del ciruja que halló los primeros restos, que corrió hacia una sodería de la cuadra donde trabajaban varias personas, a las que les pidió que llamaran a la Policía porque él no tenía teléfono. Esos hombres no le prestaron atención y se dirigió hacia una mujer que barría la vereda. Luego de un momento de duda, se comunicó con la Policía, que constató que había restos humanos dentro del contenedor. La sospecha se había instalado desde un primer momento por la cantidad de bolsas con restos humano y luego el fiscal lo confirmó: se trataba de dos cuerpos.

De acuerdo a lo que informaron desde Cada Día (El Tres), un hombre revolvía la basura del container en Lituania al 5600, cuando se topó con los restos. Informó del macabro descubrimiento a una vecina, quien junto a otros vecinos dieron aviso a la policía de la escabrosa escena.

"Estaba regando las plantas de mi vereda y un indigente viene y me dice que estaba revolviendo la basura y agarró los pelos de una persona", relató una vecina que llamó al 911. "Estaba la cabeza de cabello oscuro, castaño, envuelta en papel film, el de la cocina, y mucha sangre chorreando", precisó.

"También tocó, al lado de la cabeza, otras bolsas muy pesadas que no se pueden levantar", continuó la mujer. Se entiende que allí están las otras partes del cuerpo que pertenecerían a un hombre joven. También se estima que el cadáver fue desmembrado hace poco tiempo atrás. "Casi me muero, me dio mucha lástima e impresión, es un ser humano, una persona", comentó la mujer.

Luego, al llegar el fiscal Saldutti, confirmó las sospechas que se habían instalado desde temprano debido a la cantidad de bolsas plásticas que se habían depositado en el volquete: se trata de dos cuerpos descuartizados, correspondientes a dos hombres jóvenes.

Segundo volquete: dos piernas

A cinco cuadras de allí, a un muchacho le llamó la atención una bolsa que estaba colocada arriba del contenedor de residuos. Se acercó, la tocó, y lo que vio no se lo podrá sacar nunca más de la cabeza, segú comentó luego en De 12 a 14 (El Tres). Eran dos puernas y otro resto que no se podía observar con claridad. Según el fiscal, son restos de las mismas personas halladas en Lituania al 5600.

Cristian es el muchacho que protagonizó este segundo hallazgo en Anchorena y Pirani, que habló en exclusiva con El Tres: "Agarré una bolsa porque me llamó la atención y ahora no me puedo sacar de la cabeza lo que vi, la pierna de un hombre; estoy traumado con lo que vi", confesó.

"Llamé a vecinos porque yo no podía creer y las otras personas tampoco", añadió el muchacho. "Ver lo que yo vi, la verdad no se lo deseo a nadie", afirmó.

Fuente: Rosario3

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate