El barrio porteño de Recoleta está conmocionado. Este jueves por la tarde, un hombre que vive en situación de calle encontró a un bebé recién nacido en un tacho de basura.

El hecho ocurrió en la intersección de calles French y Laprida, en pleno barrio porteño de Recoleta y el cuerpo del pequeño, que tendría entre 8 y 9 meses de gestación, apareció adentro de una bolsa de nylon junto con la placenta y el cordón umbilical que podrían ser claves en la investigación.

El hombre que hizo el triste hallazgo le avisó a una vecina, quien a su vez le pidió ayuda a un bombero, quien intentó reanimar al bebé.

Luego el SAME constató que el pequeño había fallecido y la Policía de la Ciudad se llevó el cuerpo a la morgue. Ahora le harán un examen de ADN a la placenta para intentar determinar quién es la madre.

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate