Tres documentos escritos a mano y firmados por Aretha Franklin aparecieron debajo del almohadón de un sofá, en el living de la casa de la cantante. Además, un cuaderno en el que también expresaba sus deseos para después de su muerte se encontraba en un armario cerrado con llave. En dicho testamento, la cantante detalló las instrucciones sobre el destino de su fortuna, contradiciendo la creencia de que no había dejado nada estipulado al momento de su muerte en 2018.

Los documentos fueron publicados por el diario Detroit Free-Press y tienen 16 páginas, garabateadas a mano y difíciles de leer.En estos escritosla artista detalló la distribución de sus bienes -inmuebles, joyas, equipos de música y regalías musicales- entre los miembros de su familia.

En el documento, que data del 21 de junio de 2010, la "Reina del Soul" se declara a sí misma sana de mente y salud, salvo por su "presión arterial elevada" y un "problema en el páncreas".

Franklin murió a los 76 años en agosto de 2018, tras una larga batalla contra el cáncer de páncreas. La noticia generó preguntas sobre el futuro de sus bienes, ya que su familia -que incluye a cuatro hijos y otros descendientes- creyó que no había dejado testamento.

David Bennett, quien fuera por largo tiempo abogado de Franklin, presentó los documentos en una corte de Michigan y dijo no estar seguro de si eran válidos según la legislación del estado. Se espera una audiencia que trate el tema para el 12 de junio.

La reglamentación en Michigan determina que si ningún testamento es declarado como legal, el patrimonio -que según reportes corresponde a unos 80 millones de dólares- será dividido en partes iguales entre sus cuatro hijos.

Fuente: TN.

Comentá y expresate