La injusta muerte de la perra Clarita despertó la impotencia y una profunda tristeza en los vecinos del barrio porteño de Recoleta. La mascota había sido encerrada dentro de una valija y sufrió un golpe de calor que dejó su salud en un estado muy delicado.

El indignante caso fue dado a conocer el pasado lunes por el Refugio Don Torcuato, una ONG dedicada a rescatar animales abandonados. "Recibimos el alerta de una perra abandonada en la zona de Recoleta. Una chica nos informó que vio cómo se movía una valija grande que había sido dejada ahí", relataron a través de una publicación en su cuenta de Facebook.

"Cuando abrieron la valija, tristemente, encontraron con una perra adulta hecha un bollito entre su pis y su caca, que luchaba por salir de ese encierro sofocante tras ser abandonada al sol con 28 grados de temperatura", explicaron.

Al encontrar al animal, le ofrecieron agua y comida, pero Clarita -como decidió llamarla la ONG- "no quería nada" debido al "estado de shock" por estar "tanto tiempo encerrada y sofocada".

"Clarita fue internada de urgencia la asistieron e internaron. Hicieron de todo para estabilizarla pero el golpe de calor recibido terminó de matarla. Nos duele muchísimo y estamos totalmente devastados por este caso. Ojalá hubiesemos llegado a tiempo. Lo peor para esa mano que cerró esa valija", sentenciaron desde Refugio Don Torcuato.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate