"Si hay una reunión de 20 o 25 personas comiendo un asado y hay un contagio, nos pone en crisis la ciudad por dos semanas; una sola reunión", enfatizó el mandatario municipal, a la vez que pidió mayor compromiso de la ciudadanía.

En ese sentido, afirmó: "No nos podemos enfermar todos porque cuando eso suceda podemos entrar en otro estadio donde se tengan que restringir actividades económicas y productivas".

Y agregó: "No es solamente cuidarnos a nosotros y a los queremos, sino de manera colectiva debemos cuidar la posibilidad de seguir trabajando". Para finalizar, remarcó que se intensificarán los controles en la vía pública tras la declaración de la ciudad como zona de transmisión comunitaria sostenida.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate