El gobierno entrerriano trabaja en el fortalecimiento del sistema público de salud con recursos propios. Se invirtieron en lo que va de 2018 cerca de 56 millones de pesos en equipamiento y ambulancias para mejorar la calidad en la atención a los pacientes.

"La salud es una prioridad para este gobierno. Y nos hicimos cargo con acciones concretas, desde la responsabilidad institucional y política que nos corresponde, con la mirada puesta en el bienestar general y manejando con transparencia los recursos que son de los entrerrianos", afirmó el gobernador Gustavo Bordet tras recibir un informe de situación de la ministra de Salud, Sonia Velázquez.

"Seguiremos trabajando en ese sentido, porque defendemos los intereses de Entre Ríos”, afirmó. Y puso como ejemplo lo que sucede con distintos programas sociales y de salud “donde no llegan los insumos, las vacunas, los medicamentos y tenemos que comprarlo con recursos de la provincia”.

"A cada decisión de gobierno la tomamos con absoluta honestidad, y en tiempos complejos como los que nos tocan vivir no hay margen para las especulaciones ni para la crítica fácil. Nos hacemos cargo y expresamos nuestra posición en los ámbitos que corresponde hacerlo", expresó Bordet.

En tanto, la ministra de Salud, Sonia Velázquez señaló que “los tiempos de crisis que estamos viviendo, con un modelo económico de recesión, que impacta fuertemente en el componente de salud, sobre todo por los costos de insumos y equipamientos que se cotizan a valor dólar, amerita que se trace un plan de contingencia para poder optimizar los recursos, siempre teniendo como premisa que este gobierno provincial no resiente derechos a ningún ciudadano entrerriano en cuanto a la salud".

Optimización en el uso de los recursos

El gobierno provincial afronta con recursos propios los costos de medicamentos, insumos, tratamientos, recursos humanos y equipamiento, ante un retroceso de los recursos girados desde Nación para estos fines. Por este mismo motivo, muchos de los programas nacionales se siguieron aplicando en la provincia, con financiamiento propio, como herramientas de gestión.

En ese sentido, y en pos de lograr una política interinstitucional que permita una salud inclusiva, abarcativa y con justicia social se implementó una acciones de fuerte racionalización de recursos y gastos, lo que permitió reorientar esos fondos remanentes hacia otras necesidades.

A su vez, se trabajó vigorosamente en dotar a los hospitales y centros de salud, de las partidas presupuestarias correspondientes y agilizar el componente administrativo de los expedientes.

Inversiones

Durante 2018 la gestión ha invertido cerca de 16 millones de pesos en equipamiento para fortalecer y mejorar la calidad de atención tanto en hospitales como centros de salud así como las condiciones en las que los trabajadores desarrollan sus tareas.

Para los distintos departamentos entrerrianos se han adquirido cardiodesfribiladores, equipos de rayos, mesas de anestesia, monitores multiparamétricos, electrocardiógrafos y respiradores, entre otros aparatos que permiten sostener la atención diaria, principalmente en centros de atención primaria, como balanzas de pié con tallímetro; sillas de rueda; camillas; estufas de esterilización; transductores lineales y sillones odontológicos; entre otros.

Asimismo, y con fondos genuinos, se compraron 20 ambulancias a través de una inversión de cerca de 40 millones de pesos que a la fecha se han entregado a los hospitales San Martín (Paraná); Sagrado Corazón de Jesús (Basavilbaso); Fermín Salaberry (Victoria); San Benjamín (Colón); San José (Federación); Santa Rosa (Chajarí); San José (Diamante); Centenario (Gualeguaychú); Eva Duarte (Ceibas); Behring (Estación Holt); 9 de Julio (La Paz); Santa Elena (Santa Elena); San Roque (Rosario del Tala); Paranacito (Villa Paranacito) y Francisco Castaldo (María Grande) así como a la subcabecera Concordia de la Dirección de Emergencias Sanitarias.

Regionalización que permitió la recategorización de efectores

Como parte de una política de Estado sustentable y sustancial, el Ministerio de Salud está llevando adelante la regionalización del sistema sanitario. Se comenzó con la atención perinatal y se está extendiendo a todo el sistema de salud de la provincia. De esta manera, los hospitales y centros de salud trabajan en una red integral de atención.

Es así que funcionan en la provincia cuatro regiones: Región I, está conformada por seis hospitales distribuidos en Paraná, La Paz, Diamante, Victoria, Santa Elena, y Nogoyá; Región II, por establecimientos sanitarios de Federal, Feliciano, Federación, San Salvador, Villaguay y Concordia; Región III, por Uruguay, Tala y Colón; y por último, la Región IV, por Gualeguay, Gualeguaychú e Islas.

Esta instancia permitió incluso que mediante decreto se haga la recategorización de los hospitales (65) y centros de atención primaria (210) de toda la provincia y se aprobaran las tipologías de establecimientos de salud; los criterios básicos de categorización; y las tipologías de camas. A partir de estos criterios, se dividen los niveles de riesgo: bajo riesgo (nivel I), mediano riesgo (nivel II), y alto riesgo (nivel III, que se subdivide en A y B).

Asimismo, el texto normativo dispone la clasificación de los Establecimientos de Salud sin Internación de Diagnóstico y Tratamiento en cinco categorías diferentes dependiendo de: pertenencia a áreas rurales o urbanas, proximidad a rutas, población de área de influencia, perspectivas de crecimiento demográfico, entre otras. Dentro de estos efectores, también se incorporan a los Centros de Salud Mental.

Comentá y expresate