"Tengo que informarles sobre un hecho desagradable que sufrimos anoche en la parroquia". El mensaje del sacerdote Alejandro Pardo (40) sorprendió el domingo a la comunidad de la iglesia Cristo Rey, ubicada en el barrio porteño de Villa Pueyrredón. Tres personas armadas entraron el sábado a la nocheal lugar con fines de robo y, tras atar a unos 20 jóvenes de entre 15 y 22 años que estaban cenando en un salón durante un retiro espiritual y a un sacerdote que horas antes había presidido la misa, escaparon con celulares, billeteras y mochilas. Incluso se llevaron una estola (vestimenta sacerdotal) y los anteojos del cura.

El episodio ocurrió pasadas las 21.30. "Como no teníamos actividad, un grupo de jóvenes de la parroquia Sagrada Familia nos pidió prestados los salones para realizar un retiro", cuenta Pardo, quien al momento del asalto estaba cenando en la casa parroquial con un seminarista. "No escuchamos nada y el padre Ignacio ya estaba durmiendo", agrega.

La entrada de Cristo Rey está situada sobre Zamudio 5551, pero los asaltantes ingresaron a los salones por el acceso de Larsen 2384."La puerta estaba cerrada y tuvieron que forzarla", advierte Pardo. Y amplía: "Seguramente fueron personas ajenas al barrio que estaban dando vueltas por ahí, escucharon voces y aprovecharon la oportunidad".

La coordinadora del grupo, de unos treinta y pico de años, fue la más afectada, ya que recibió un culatazo luego de que los delincuentes le exigieran plata y ella les dijera que allí no había nada. Desesperados por encontrar algo de valor, rompieron un armario, pero sólo descubrieron cartulinas, plasticolas y útiles, que suelen usarse para las clases de catequesis.

"Nunca pasó una cosa así en la parroquia. Es raro, no hay cosas de valor. Esto fue un hecho aislado, al voleo. Evidentemente se dieron cuenta que estaban en el lugar equivocado y se escaparon", afirma Pardo.

Los damnificados hicieron la denuncia a la Comisaría 39 (Olazábal y Altolaguirre). "Vinieron unos 15 policías, recorrieron el lugar y revisaron todo", detalla Pardo, quien, pese al disgusto, celebró que el robo no haya ocurrido el fin de semana pasado, cuando en Cristo Rey se llevó a cabo una pernoctada en la que participaron 70 nenes de tercer grado.

"En horario escolar está lleno de policías, pero un sábado a la noche no hay nadie. El sábado pasado, en la calle Escobar -a una cuadra de la parroquia- trataron de entrar en varias casas y por suerte no pasó nada, ya que pudieron agarrar a cuatro delincuentes", revela Pardo.

Con respecto a las medidas que tomarán a partir de ahora en Cristo Rey, el párroco adelantó: "Vamos a empezar a cerrar la puerta de Larsen siempre con dos vueltas de llave. Mucho más no podemos hacer. Acá no suele haber seguridad, para tenerla hay que pagar un sueldazo y la iglesia no puede afrontar ese gasto, ya que se mantiene con la ayuda de la gente".

Según datos oficiales difundidos la semana pasada por el Gobierno porteño, Villa Pueyrredón se ubica segundo en la lista de barrios en los que más crecieron los robos de motochorros. De 104 hechos denunciados en 2016, pasaron a 175 el año pasado. O sea, un crecimiento del 68% en asaltos bajo esa modalidad. La Boca, con un alza del 130%, lidera el ranking, mientras que Villa Real completa el podio con el 62%. Otros barrios que sufrieron subas notables en este aspecto fueron Coghlan (57,5%), Parque Patricios (54,9%) y Núñez (15,6%), publicó Clarín.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de la Educación Sexual Integral en las escuelas?

Debe ser obligatoria en todas las escuelas
Debe darse sólo en escuelas públicas
No se debería dar en las escuelas
ver resultados

Las Más Leídas