La Policía logró evitar el robo que estaba cometiendo un delincuente en barrio Paraná I de la capital provincial. En plena madrugada helada, un sujeto intentó robar un auto estacionado, mientras su dueño descansaba. Afortunadamente, los uniformados advirtieron la maniobra y pudieron detenerlo.

Los efectivos policiales dependientes de Comisaría de Comisaria Décima, pasadas las 4 de la madrugada de este viernes, en momentos de hallarse de recorrida de prevención de delitos y contravenciones, observaron al sujeto en calles Luz Vieyra Méndez y su intertersección de calle Godoy.

Allí vieron un automóvil Volkswagen Senda, que intentaba realizar maniobras extrañas en el lugar, por lo cual los uniformados hicieron que su conductor detuviera la marcha del rodado y descendiera del vehículo. Supieron en ese momento que era un joven de 24 años, que no era del barrio.

Los agentes corroboraron que el automóvil presentaba violentado los cables de ignición, siendo así como le dio arranque. Pero al no tener la llave el volante se trabó.

Los uniformados buscaron al propietario del rodado de 64 años, a quien se le consultó por el vehículo y manifestó que estaba descansando y que no había escuchado nada.

El hecho fue puesto en conocimiento a la Fiscalía en turno, que dispuso que el joven sea detenido y alojado en Alcaidía de Tribunales por el supuesto delito de Tentativa de Robo en Flagrancia. En tanto, el automóvil fue secuestrado e intervino el personal de la Dirección Criminalística, para luego de culminar con el diligenciamiento. El automóvil fue entregado en el lugar del hecho a su propietario, quien posterior a esto radicó la correspondiente denuncia en sede policial.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate