En medio de la segunda ola de coronavirus y ante la implementación de nuevas restricciones para intentar que disminuyan la cantidad de casos, la familia de un hombre de 64 años que está internado en Neuquén pide por favor que sea llevado a una sala de terapia intensiva.

Él tiene una neumonía bilateral, tiene los dos pulmones muy tomados y sigue dando positivo de COVID-19. Le dijeron que no se le va a asignar el respirador por su edad. Está en la sala de internación pero no conectado a un respirador, se lo asignaron a un muchacho de 30 años, están eligiendo a las personas jóvenes”, manifestó la hija del paciente, llamado Carlos Cuevas, en declaraciones a La Mañana de Neuquén.

Asimismo explicó que su familiar se encuentra internado en el Hospital Bouquet Roldán donde permanece intubado. “Le están negando el derecho a vivir. Están dejando morir a mi papá ¿por qué lo tengo aceptar?”, lamentó.

Nievas es un policía retirado que se contagió de COVID-19, según el relato de su familia, a finales de abril cuando acudió a aplicarse la primera dosis de la vacuna: “Nosotros estuvimos todo el año en casa, nos cuidamos y no salimos para nada. Después de ir ahí empezó a tener mucha tos y a los pocos días dejó de comer, decía que no tenía hambre”, señaló su esposa Norma en diálogo con el mismo medio.

La mujer detalló que llevaron al hombre con su médico de cabecera y allí le hicieron un hisopado que dio positivo, motivo por el cual lo envió a su casa a cumplir con un aislamiento y, además, le recetó una serie de medicamentos para sobrellevar el cuadro. Pasó algunos días en una habitación en el primer piso de la propiedad mientras su familia permaneció en la planta baja.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con anular la resolución del CGE que prohibía calificar con menos de 4 en escuelas?

56.1% Estoy de acuerdo
43.9% Estoy en contra
Total 6793 votos

Las Más Leídas