Jorge Capiel, más conocido como "El loco del machete", fue condenado el lunes, en juicio abreviado, a seis meses de prisión efectiva. El hombre, de 34 años, fue detenido el 22 de enero luego de irrumpir en la casa de su expareja -de 37- y golpearla brutalmente, violando además la restricción que la propia Justicia le había impuesto por una agresión ocurrida tan solo tres días antes, el 19, cuando intentó matar a la mujer con un machete.

Capiel fue arrestado por agentes de la Comisaría 8° y el 26 de enero le dictaron la prisión preventiva, situación en la que se mantuvo hasta hace pocos días, cuando fue liberado y aguardó el proceso abreviado, donde admitió su culpabilidad.

"Se ha llegado a un acuerdo, a raíz de hechos en un contexto de violencia de género, donde se le imputaron lesiones leves calificadas, porque golpeó a su pareja, le destruyó el celular e intentó echarla" explicó Pablo Zoff, fiscal del caso, en contacto con el Nueve.

El letrado explicó además que "no quedó acreditado el uso de arma blanca como se supuso en un primer momento. Si bien se secuestró un machete no se pudo comprobar que haya sido usado en ese momento. Sí las amenazas, la rotura del teléfono y las lesiones".

El condenado quedó alojado en la Unidad Penal 1, luego de acordarse la pena, que se hizo efectiva además por el antecedente de una violación de la Ley de Estupefacientes: "La víctima prestó conformidad, de hecho entendía que con la prisión preventiva alcanzaba. Eso es parte del círculo de violencia de género, donde se mezclan situaciones de agresiones con sentimientos.

Para finalizar, Zoff alcaró que será Cecilia Bértora, jueza de Ejecución de Penas, la que definirá si le otorga o no a Capiel el beneficio de salidas laborales, habida cuenta que es el sustento de su familia: "Él se ha hecho cargo de la situación de la denunciante como de los menores, es decir, tuvo una actitud reparadora. Ese fue uno de los elementos que tuvimos para que la pena no fuera tan dura".

Comentá y expresate