La discusión por el Presupuesto para el año próximo sumó este martes un nuevo capítulo a la saga. En esta oportunidad, los gobernadores peronistas se reunieron en el Senado con Miguel Pichetto, jefe del Bloque Justicialista, para analizar el proyecto que el propio rionegrino presentó con el objetivo de realizar cambios sobre el impuesto a los Bienes Personales.

Sin embargo, durante el encuentro los mandatarios volvieron a la carga con un tema que había quedado relegado de la agenda política: el futuro del Fondo Sojero. En concreto, Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gildo Insfran (Formosa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Lucía Corpacci (Catamarca), Mariano Arcioni (Chubut) y Sergio Casas (La Rioja) manifestaron su intención de impedir la derogación del Fondo Federal Solidario (FFS) dispuesto por el Gobierno en agosto pasado.

De esta manera, la eliminación por decreto del fondo, que se conformaba con el 30% de las retenciones a la exportación de soja y que se distribuía entre provincia y municipios volvió a ser puesto en la mesa de negociación por parte de los gobernadores.

Hace dos meses el Gobierno eliminó ese fondo a través del decreto 756/2018 y acordó una compensación a las provincias por un monto total de 4.125 millones de pesos, pero distritos como Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Santiago del Estero y Catamarca judicializaron el tema. En ese contexto, vale recordar que hace unos días la propia Bertone había advertido que no aceptarían el monto ofrecido por el Gobierno como compensación.

El proyecto para modificar Bienes Personales

En el cónclave llevado a cabo en el segundo piso del Senado, Pichetto presentó ante los mandatarios su proyecto para que los inmuebles destinados a "casa-habitación" queden exceptuados del impuesto a los Bienes Personales hasta un valor de $ 18 millones para evitar así un impacto sobre buena parte de la clase media.

En declaraciones a la prensa luego de la reunión, el senador señaló que conversó con los gobernadores sobre el impacto que tendría su proyecto, dado que se diferencia de la iniciativa original presentada por el oficialismo y acordada con los mandatarios provinciales, que eleva el mínimo no imponible de este tributo de $ 1.050.000 actuales a $ 2.000.000 a partir de 2019.

En este sentido, el senador indicó que la recaudación por Bienes Personales a partir de la iniciativa del Gobierno sería "de entre $33 y $34 mil millones" mientras que "el impacto" de la modificación planteada por él "sería de $ 3 mil millones" aproximadamente. Sin embargo, Pichetto señaló que van a "seguir conversando de acá al 14 de noviembre" sobre este proyecto alternativo.

La iniciativa sobre Bienes Personales que aprobó Diputados -necesaria para suplir los pedidos opositores para subsidiar al transporte, entre otras cuestiones- eleva el mínimo no imponible (MNI) a dos millones de pesos. Además, se establece una alícuota progresiva de 0,25%, 0,50% y 0,75% por el valor que exceda al mínimo no imponible.

Bajo estos parámetros, quienes excedan el MNI hasta tres millones de pesos tributarán 0,25%. Para los que se encuentren en el parámetro de entre tres millones y hasta $18 millones, la alícuota se incrementará a 0,50%; y a partir de $18 millones se tributará un 0,75%, tal como informó Ámbito Financiero desde que salió el dictamen de la comisión de Presupuesto de Diputados, el 18 de octubre pasado.

Si el Senado avanza con la modificación empujada por Pichetto, la cámara de Diputados deberá volver a reunirse en comisión y llevar el tema al recinto para avalar los cambios o insistir con la versión original del texto, que nació en la cámara baja a través de Alejandra Martínez, quien responde al mandatario jujeño Gerardo Morales -el más peronista de los radicales-, y al opositor "friendly" de Misiones Jorge Franco (Misiones), publicó Ámbito.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate