Antonio Gil Núñez, popularmente conocido como el Gauchito Gil, nació en Pay Ubre, cerca de Mercedes, en la provincia de Corrientes, alrededor de 1840 y fue asesinado el 8 de enero de 1878 a unos 8 kilómetros de la misma ciudad. Desde aquel día, cuando se le atribuye un milagro de sanación, es venerado con gran devoción en Argentina y varios lugares del mundo.

Y la capital entrerriana no es la excepción. "Desde anoche ha venido gente, la hemos pasado genial, hemos bailado chamamé y nos hemos divertido con amigos. Esperamos más gente a la tarde porque va a haber conjuntos chamameceros, de cumbia, de rock", contaron desde el santuario del Gauchito en Paraná, ubicado sobre Avenida Circunvalación José Hernández, en el Acceso Norte.

Uno de los devotos, visiblemente emocionado, contó: "Me va bien porque le he pedido muchas cosas y me ha cumplido todo. A mi hija me la curó. Soy totalmente devoto, adonde viajo estoy con él". En ese mismo sentido, un santafesino que llegó para honrar a Gil, señaló: "Vengo para agradecerle porque el Gaucho, todo lo que le pido, siempre me lo cumple; hoy que es el día de él venimos a prenderle una velita".

"Vengo a agradecer al Gauchito caminando desde Puerto Viejo", contó otro devoto embanderado con una oración dedicada a esta figura religiosa que despierta fuertes pasiones. "Esto es como una familia", agregó.

Finalmente, uno más indicó: "Los devotos del Gauchito Gil enriquecemos el espíritu. Como dijo él: 'Cuando mi sangre llegue a Dios volverá en favores hacia mi pueblo'". "Le pido a la juventud, a los que van a hacer la apostasía, que no empobrezcan el espíritu, que lo enriquezcan como lo hicieron sus padres", expresó.

Embed

LA LEYENDA DEL GAUCHITO GIL

Con leves diferencias, hay más de una versión sobre su historia.

Primera versión

Antonio Gil fue un gaucho trabajador rural, que tuvo un romance con una viuda adinerada. Esto le hizo ganar el odio de los hermanos de la viuda y del jefe de la policía local, quien había cortejado a esa misma mujer. Debido al peligro, Gil dejó el área y se alistó para pelear en la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870). Luego de regresar, fue reclutado por el Partido Autonomista para pelear en la guerra civil correntina contra el opositor Partido Liberal, pero él desertó. Dado que la deserción era delito, fue capturado, colgado de su pie en un árbol de espinillo, y degollado. Antes de ser ejecutado, Gil le dijo a su verdugo que debería rezar en nombre de Gil por la vida de su hijo, quien estaba muy enfermo; al principio, el verdugo desconfió de él, pero cuando regresó a su hogar, el verdugo encontró a su hijo casi agonizando, desesperado, el verdugo le rezó a Gil y su hijo sanó milagrosamente. Él le dio al cuerpo de Gil un entierro apropiado, y las personas que se enteraron del milagro construyeron un santuario, que creció hasta hoy.

Se toma la tradición de envolver con banderas rojas o pintar de rojo los santuarios de veneración al Gauchito Gil, dado que es el color que caracteriza al Partido Autonomista en la provincia de Corrientes.

Segunda versión

Estatuas de Gauchito Gil y San La Muerte.

Esta versión relata que Gil era un cuatrero que se congració con los pobres. Reclutado para combatir en la Guerra de la Triple Alianza, desertó y fue perseguido. Cuando lo capturaron por los delitos que cometió, un comisario estaba a punto de dispararle debajo de un árbol, y el Gauchito Gil le dijo: «No me mates, que ya va a llegar la carta de mi inocencia». El comisario respondió: «Igual no te vas a salvar», y el Gauchito dijo: «Cuando llegue la carta vas a recibir la noticia de que tu hijo está muriendo por causa de una enfermedad; cuando llegués rezá por mí y tu hijo se va a salvar, porque hoy vas a estar derramando la sangre de un inocente». En esa época se creía que invocar la sangre de un inocente era milagroso. Al llegar a su casa en Mercedes, el comisario encontró a su hijo enfermo, rezó por él en nombre del Gauchito Gil y su hijo se curó. El comisario volvió adonde estaba el cuerpo de Gauchito Gil y le pidió perdón.

Tercera versión

El Gauchito Gil dirigía un grupo de matones autonomistas que iban de pueblo en pueblo saqueando, robando a los ricos y matando a todo liberal que se cruzara en su camino. Fue capturado por un grupo de hombres del Partido Liberal y degollado cerca de Mercedes, Corrientes.

Santuario y culto

Actualmente, el santuario construido en un emplazamiento cercano al lugar de su muerte (ubicada a unos 8 kilómetros de la ciudad de Mercedes) recibe cientos de miles de peregrinos cada año, especialmente el 8 de enero, aniversario de la muerte de Gil. Su tumba está en el Cementerio de la Ciudad de Mercedes.

El culto del Gauchito Gil se ha extendido desde la Provincia de Corrientes hacia el resto del país, observándose a lo largo de caminos urbanos y rurales, santuarios del Gauchito Gil caracterizados por poseer banderas y cintas rojas.

Fuera del país hay santuarios en Chile, en la carretera Austral, (Región de Aysén), en Uruguay en la ciudad de Mercedes, y en las afueras de la ciudad de Barcelona, España, en el km 5,5 de la ruta BP-5002, reseña Wikipedia.

Comentá y expresate