En un intento por evitar los controles que se vienen llevando a cabo en todo el país ante la pandemia ocasionada por el Covid-19, un conocido empresario de Tandil intentó ingresar al country donde vive con su empleada doméstica escondida en el baúl de su auto.

Según dieron a conocer distintos medios locales, se trata de Gustavo Cardinale, quien tiene una empresa de alimentos y una hormigonera, entre otros negocios. El empresario es vecino del barrio privado Sierras de Tandil, quien fue denunciado por violar la cuarentena obligatoria. De acuerdo con la ley, por su accionar se le podría aplicar el artículo 205 de Código Penal, que prevé penas de seis meses a dos años de prisión.

El hecho tuvo lugar el lunes por la mañana. Aparentemente, el empresario intentó aprovechar que los guardias de seguridad sólo controlan los autos de los visitantes y quiso hacer pasar a la mujer en el baúl del vehículo.

Hay dos versiones sobre cómo fue descubierto el engaño: por un lado hay quienes dicen que fueron sus propios vecinos quienes lo vieron desde sus ventanas y dieron aviso a la Policía. Y, por el otro, trascendió que los empleados de seguridad constataron ellos mismos la irregularidad y lo denunciaron.

Lo cierto es que los efectivos llegaron a los pocos minutos y trasladaron a la mujer hasta su casa para que continuara con la cuarentena. Cardinale, en tanto, quedó confinado en su casa.

De acuerdo con el testimonio de varios testigos, el empresario primero negó haber ingresado a su empleada en el baúl y luego intentó justificarse indicando que viajaba "en el asiento trasero", que "los hombres de la seguridad no la habían visto por los vidrios polarizados" y que "tampoco lo habían consultado se llevaba a alguien más en el vehículo".

Por la tarde, luego de que la noticia se difundiera en los medios de Tandil, el empresario hizo circular entre sus conocidos un descargo. Allí detalló que: "Vecinos quiero aclarar el desafortunado incidente ocurrido en horas de la mañana. Yo tengo una empresa de transporte la cual está autorizada a trabajar ya que mi rubro es fundamental para la producción de productos agropecuarios".

Luego, el texto continuó de la siguiente manera: "Para evitar contactos personales, hemos decidido enviar los camiones, los anticipos de dinero y las órdenes vía mail manteniéndonos cada uno desde su casa. Por lo tanto 8:30 de la mañana ingresamos con una empleada administrativa nuestra sentada en el asiento trasero para evitar contagios. Dicha situación ha llamado la atención de alguien que realizó una denuncia que derivó en la lamentable y ya conocida situación que originó esta errónea noticia".

Más allá de su descargo, Cardinale tiene una denuncia en su contra por violar los artículos 205 y 239 del Código Penal y en breve será citado por la Justicia.

Comentá y expresate