Los trabajadores de comercio, el gremio más numeroso del país con 1,2 millones de empleados, recibirán un aumento de 32% en cuatro tramos con un cláusula de actualización en enero del año que viene, informó el sindicato que los representa, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS).

La suba rige para el período que va de abril 2021 a marzo 2022 y se pagará de la siguiente manera: 8% en mayo , 8% en septiembre, 8% en enero 2022 (más la revisión inflacionaria) y 8% en febrero 2022. Los dos primeros tramos son no remunerativos.

El cierre del acuerdo paritario también fue confirmado a El Cronista por fuentes del sector empresario. Desde el Ministerio de Trabajo, en tanto, también lo confirmaron y explicaron que la negociación se llevó adelante por fuera de la sede laboral, adonde igualmente se presentará para su homologación.

El acuerdo logrado entre la Faecys y las cámaras empresarias CAC, CAME y UDECA dejó establecido que los salarios básicos de convenio pasarán a ser de $ 74.733, más los adicionales correspondientes.

Como parte del acuerdo el gremio consiguió, además, "una contribución mensual extraordinaria a cargo de los empleadores con destino a OSECAC, la obra social de los mercantiles, equivalente a $300 pesos por trabajador, a fin de poder garantizar la cobertura médica del sistema solidario de salud", informó el sindicato.

Las negociaciones para alcanzar el acuerdo comenzaron a principios de abril. El sindicato que dirige Armando Cavalieri había pedido 36% de aumento, mientras que la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) había anticipado que no estaba dispuesta a conceder más del 29%, que es la inflación proyectada por el Gobierno en el Presupuesto, una previsión que analistas y empresarios consideran ya imposible de sostener.

El gremio, en tanto, estaba dispuesto a pactar cinco tramos, que finalmente fueron cuatro, aunque había pedido dos revisiones, la primera en octubre, pero en el acuerdo final quedó establecida sólo una, en enero.

Armando Cavalieri, el líder de los mercantiles, destacó: "Una vez más, logramos defender el poder adquisitivo de nuestros afiliados con una nueva recomposición laboral que responde a la evolución de la inflación y las variables económicas que sufre el país. Gracias a las negociaciones que mantuvimos con las cámaras empresarias, pudimos aumentar más de $20 mil pesos nuestro salario básico y poner una cláusula de revisión, que permita seguir los incrementos de la inflación".

"Estamos atravesando una situación excepcional en materia sanitaria, y por eso pudimos ponernos de acuerdo con las cámaras para reforzar nuestro sistema de salud mediante un aporte solidario. Seguimos con el reclamo para que nuestros trabajadores puedan acceder rápidamente a la vacuna preventiva contra el COVID-19", agregó Cavalieri, publicó Cronista.

Comentá y expresate