Trabajadores del Sindicato de Empleados de Comercio protestaron contra la extensión horaria, debido a que con esta medida sostienen que vuelve el trabajo cortado durante la jornada.

Con la nueva autorización los comercios del centro pueden abrir de 9 a 20 horas.

"Nosotros ya expresamos que el Sindicato se opone. No nos importa esta franja horaria si el comerciante está dispuesto a hacer trabajar a sus empleados en horario corrido", dijo el titular del gremio, Daniel Ruberto.

"A lo que nosotros nos oponemos es a los cuatro pasajes, en esta ciudad que se ha extendido con más de 2.000 viviendas hacia el Este", agregó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate