"Todavía no caigo de todo lo que me está pasando. ¡Se dio tan rápido…!", reconoce con genuino asombro Emilia Mernes -de 22 años-, la joven entrerriana -hija de un panadero, Pedro, y de una cocinera, Gabriela Rueda- que, luego de brillar en Rombai, se lanzó como solista con el single #Recalienta, que ya suma casi siete millones de views en YouTube y más de 3,5 millones de reproducciones en Spotify.

En una entrevista con la Revista Gente, Emilia contó cómo a partir de las redes sociales cambió su vida al cien por ciento. Sueños, amores y desafíos de una joven promesa pop.

–¿Cómo es que una chica de Nogoyá terminó grabando su primer tema en Miami? Contanos un poco…

–Ay, lo sé, ¡es una locura…! Te cuento mi historia: hace dos años estudiaba Literatura en Rosario. Cierto día me puse a cantar y a tocar la guitarra frente a unos compañeros, cuando uno de ellos me dijo: "¿Qué hacés estudiando Literatura?". Y yo pensé: "¡Es verdad! ¿Qué hago? Si yo siempre fui súper showcera…". Entonces, envalentonada, me encerré en el baño –donde había más acústica– a hacer un cover de enganchados de canciones de cumbia pop. Lo subí nomás, y a los tres días me llegó un mensaje de Fer Vázquez (25), líder de Rombai: "Emi, queremos contactarnos con vos, porque nos interesás". Pensé que me querían para barrer el piso, para ser decoradora, ¡o para cualquier otra cosa! Pero terminé con una entrevista vía Skype que derivó en la invitación a tener otra en Buenos Aires. Y acá –adonde vine acompañada por mi mamá– me comunicaron que sería la nueva cantante de la banda. No sólo eso: ¡a las dos semanas me presentaba frente a 12 mil personas!

–Durante más de un año giraste por Latinoamérica con la banda y en el medio te enamoraste de Fer, su líder. ¿Es verdad que dejaste Rombai para cuidar la relación?

–Así fue, porque se nos complicaba llevar la relación con el trabajo.

–Y en octubre dejaron de mostrarse juntos…

–Terminamos al día siguiente de mi cumpleaños, el 30 de octubre, en el Uruguay, porque él no se podía enfocar en la relación y yo tenía mis cosas. Pero el corte fue súper pacífico y quedamos re bien. Qué sé yo… Igual, sabía que no nos íbamos a casar.

–Llevás cinco meses de soltera. ¿Qué tal eso?

–¡Re tranqui! Siempre fui muy noviera, pero sinceramente ahora quiero disfrutar de lo que me está pasando, sola y sin sufrir por amor. Esto que vivo hoy es algo que no le sucede a cualquiera.

–¿No te llovieron candidatos con el video de #Recalienta?

–Un poco… pero son todos amigos (ríe).

"Vi críticas que decían que cantar #Recalienta era vulgar, pero a los hombres no se les dice nada cuando cantan este tipo de canciones, ¡y eso me parece súper injusto! Tenemos que luchar por la igualdad, porque las mujeres también nos 'recalentamos' y eso no tiene que ser un tabú", dice la artista, que se considera "una mujer empoderada" y luce tres tatuajes: "Uno que pregunta 'why not?', una lunita y otro que dice 'self (yo)', porque hubo un tiempo en que me olvidé de mí misma".

Embed

–Lanzaste tu carrera con una canción hot. ¿Vas a seguir en esa línea?

–Va a haber de todo. Elegí ese tema –un urbano medio fusionado con pop– porque sentí que era la más fuerte de las 10 que grabé. Pero en un futuro también quisiera sacar una balada. Ahora que ya no me oculto detrás de Fer, tengo muy claro lo que quiero para mí: diferenciarme, encontrando una marca y un sonido propios.

"Me gusta cocinar. Mis especialidades son las pastas caseras, el pastel de papa, las tortas y otras cosas dulces", cuenta la escorpiana de Boca Juniors, dueña de dos departamentos: uno en Buenos Aires –"lo tengo desde hace dos meses; con tanto viaje todavía no tuve tiempo de acomodarlo"– y otro en Brickell, Miami,"una zona súper segura para andar sola de noche", acota.

–¿Por qué pasás tanto tiempo en los Estados Unidos?

–Porque firmé con Sony Latinoamérica y todo mi equipo –productores, compositores y management– está allá.

–¿Formaste un grupo local de amigos?

–Sí. Aunque de arranque venía tan enfocada en lo mío que sólo me importaba aprovechar la oportunidad, terminé haciéndome varios amigos de lindo corazón.

–¿Como Tini Stoessel y Oriana Sabatini?

–Exacto. A Ori la conocí en Miami por alguien en común y nos hicimos re amigas. Y con Tini nos empezamos a seguir en Instagram; después, ella me invitó a sumarme a un acústico de su canción Consejo de amor, con Ruggero Pasquarelli, Mai Reficco y Michael Ronda. Ahí pegamos re buena onda.

–¿Qué pensás de los que te comparan con Lali Espósito?

–Ay, me da mucho orgullo. La veía de chiquita en Casi Ángeles y la admiro como artista y actriz, pero para mí somos diferentes.

–¿Vos te verías como actriz?

–¿Sabés que sí? Soy re caradura y si mañana Cris Morena me invitara a una serie, le contestaría "¡obvio, Cris!", e intentaría formarme. Me encantaría. Ojalá se dé.

–¿Tenés muchos sueños?

–¡Muchísimos! Pero hoy sueño con que mi música llegue a varios países, con dar shows y con hacer feliz a la gente. Quiero que quien escuche mis canciones sea feliz por un rato.

Fuente: Revista Gente.

Comentá y expresate