La ordenanza aprobada establece la desafectación de partidas del Ente Mixto de Turismo –Empatur- y del ítem denominado ‘Presupuesto Participativo’ para ordenar el pago a proveedores, contratistas, arreglar maquinarias y vehículos.

“Si bien la declaración de emergencia es una herramienta legal pensada para que el Ejecutivo pueda administrar de manera eficiente y seria los bienes y recursos del Estado Municipal para hacer frente a los compromisos asumidos ante situaciones adversas, en la sesión de hoy los ediles oficialistas volvieron a entregarle al Intendente Varisco un cheque en blanco”, consideró Ríos.

El concejal agregó que el proyecto se trató "a las apuradas, en forma desprolija y sin un análisis previo", asegurando que no hubo un "diagnóstico de las cuentas municipales" ni una "medida de contención y transparencia del gasto público".

Ríos alertó sobre la posible inconstitucionalidad respecto del apartado de la norma que permite el uso de un endeudamiento en dólares para el arreglo de maquinarias: "Están destinados específicamente a obra pública, pero que a partir de ahora serán utilizados para las reparaciones de la flota vehicular. La decisión del HCD ameritará un dictamen jurídico que eche luz sobre la legalidad de la medida".

Ríos resaltó el "perjuicio" que le provoca la gestión a la gente: "No sólo tienen que cargar con un Estado ausente de los servicios más básicos y soportar la estafa de las obras abandonadas sumado a las complicaciones que esto genera en los barrios, sino que además se ven obligados a responder a un nuevo aumento de tasas y ahora a resignar los legítimos fondos que les corresponden para obras proyectadas mediante el Presupuesto Participativo, porque esta gestión se gastó toda la plata y no tiene para pagar los sueldo".

Por último Ríos resaltó: “con la reciente sanción de la emergencia económica, financiera y administrativa, Varisco y sus concejales siguen haciendo gala de la irresponsabilidad en el manejo de la cosa pública”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate