Gabriel Boric, de la coalición opositora de izquierda Apruebo Dignidad y Sebastián Sichel, del bloque oficialista de derecha Chile Vamos, se presentan como los principales candidatos de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

Boric avanzó con el 60,24% de los votos de su coalición, por sobre Daniel Jadue, quien se presentaba como favorito de la izquierda. Sichel, ex ministro de Desarrollo Social de la presidencia de Piñera, reunió el 48,96% de los votos del oficialismo, dejando a Joaquín Lavín con el 31%.

Las proyecciones que afirmaban un mayor caudal de electores en las primarias de la izquierda acertaron, ya que en ellas hubo unas 400.000 personas más que las que votaron en el oficialismo.

Las elecciones primarias fueron catalogadas como “sorpresivas”. Por un lado por la alta convocatoria: 3,1 millones de personas fueron a votar en un fin de semana largo y en pandemia, superando a las primarias de 2013 y 2017. Representa un 21% del padrón electoral.

Además, la sorpresa llegó por los vencedores; diversos analistas afirman que los electores apostaron por nuevas generaciones y nuevas narrativas políticas.

"Ahora Chile Vamos es uno solo. Somos una coalición que se prepara para ganar la elección presidencial”,dijo Sichel. Boric, por su parte, afirmó que no se puede gobernar “nunca más sin el pueblo”

"Al próximo presidente le van a tocar nuevas responsabilidades, expandir y no restringir las libertades, avanzar hacia una sociedad más justa, más inclusiva, fortalecer y no debilitar el progreso porque para poder tener mejor salud, mejor educación, mejor cultura, una mejor calidad de vida", dijo el actual Presidente, Sebastián Piñera, cuando se presentó a votar.

El proceso de recomposición política de Chile avanza fuertemente: con los dos candidatos favoritos en las elecciones primarias dejando atrás a sus competidores, que son viejos conocidos de la política chilena, se llega de cara a las elecciones del 21 de noviembre con la apuesta de un recambio generacional. Gabriel Boric tiene 35 años y Sebastián Sichel 43.

Además, la Convención Constituyente trabaja para redactar una nueva Carta Magna en Chile con Elisa Loncón a la cabeza, una mujer mapuche, quien escribió en su cuenta de Twitter: "Siempre he votado como independiente, pero mientras esté en el cargo de presidenta de la Convención Constituyente mi opción es generar un ambiente de diálogo junto a todas las fuerzas sociales y políticas, por lo que hoy me abstendré. Que sea una gran jornada para la democracia que construyen los pueblos".

Comentá y expresate