Una docente de Paraná sufrió acoso sexual en el interior de un colectivo de la Línea 4 cuando volvía de dar clases en la Escuela de La Base.

"No puedo más del asco", manifestó la víctima, María Mercado Doval. En diálogo con AHORA, la docente relató el desagradable momento que le tocó vivir cuando este martes, un hombre se masturbó contra su cuerpo en el transporte público urbano de la capital entrerriana. Me causó indignación la respuesta del chofer: 'Lo conozco, es un loquito inofensivo; no hace nada, no se dio cuenta', me dijo

"Era un hombre de unos 45 años, flaquito, que tenía puesto un buzo; me había llamado la atención que estuviese tan abrigado con el calor que hacía", describió a su acosador.

María contó que cuando se bajó del colectivo lo hizo "con mucha bronca, porque lo que más indignación me causó fue la respuesta del chofer: 'Sí, lo conozco; es un loquito inofensivo; no hace nada, no se dio cuenta'".

EL RELATO Se estaba friccionando contra mi brazo. Me quedé petrificada, helada. Lo miré, se rió y se bajó corriendo

"Yo volvía de dar clases en la Línea 4 de la Escuela de La Base hacia el centro. Es un colectivo que siempre va lleno porque viaja mucha gente de San Benito y muchos chicos que juegan al fútbol en La Capillita de Patronato", introdujo la docente, que hace ese recorrido tres veces a la semana por su trabajo.

Este martes cuando subió, "me dieron un lugar porque yo estaba con mis carpetas y demás, y al rato, a los 10 minutos, se para un tipo al lado y, de lo apretado de gente que estaba, yo empecé a notar que se friccionaba en mi brazo". "Al lado mío había una chica de gran contextura, entonces yo casi me salía del asiento, entonces pensaba que era por la misma cantidad de gente, no me había dado cuenta realmente -de lo que estaba pasando-", sostuvo María.

"Al rato, cuando me doy cuenta, lo miro y le hago una cara como de '¡¿qué estás haciendo?!", porque realmente me quedé petrificada, helada, pensando 'esto no puede estar pasando, no es real'. Entonces lo miro, se ríe y se baja corriendo", contó.

Tal como rezan los carteles de la campaña contra el acoso, que están pegados en el interior de todos los colectivos del transporte público de Paraná, la víctima fue a denunciar lo sucedido ante el chofer, pero no recibió la respuesta ni la contención esperadas. "Voy y le digo: 'Che, mirá, ahí un flaco se estaba friccionando en mí, me pareció algo sumamente desagradable. Y me dice: 'Ah, bueno, pero ese es un loquito inofensivo, no hay que hacerle caso. ¿Es el que estaba de buzo gris con tiritas?', y le digo: 'Sí, quizás lo conocés', a lo que me dice: 'Sí, no hace nada, no se dio cuenta'. 'Yo sí me di cuenta', le respondí. Y bueno, ya me tocaba bajar, me tenía que ir a trabajar a otro lado", relató María. Y lamentó: "La chica de al lado también me dijo: 'Y... yo me di cuenta, pero la verdad, pasa que vamos tan apretados acá...'".

Tras la desagradable experiencia y la naturalización del acoso sexual por parte de quienes fueron testigos del aberrante suceso, la docente tuvo que cargar sola con ello y seguir camino para dar clases en otra institución. "Me bajé con una bronca, con un odio, porque me sentí sumamente invadida, y me dije: '¡Cómo pude haber sido tan tonta de no darme cuenta!', pero bueno, fue algo que pasó y esa fue mi reacción. Algunas amigas me dijeron: 'Cómo no te levantaste y le gritaste, con ese carácter que tenés vos, avasallante', pero me quedé realmente helada, no lo podía creer", expresó la joven.

"Y lo que más me indignó, amén de la figura desagradable de este hombre, fue que el chofer me haya respondido eso, porque justamente las líneas tienen esa cartelería urbana que dice: 'No al acoso', que incluso tiene unas figuras que muestran que si el tipo se te apoya o va con las piernas así muy abiertas e invade tu espacio, tenés que avisar. Pero jamás pensé que yo iba a tener que pasar por esa situación de tener que ir a decirle al chofer", señaló.

Finalmente, María Mercado Doval indicó que había pensado en dirigirse a la empresa de colectivos para dar cuenta de la situación, para "decirles que tal chofer, tal unidad...", pero "ahora la tarjeta SUBE no te da ningún boletito ni nada", se quejó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate