Enrique Susevich, gerente de una empresa de transporte de larga distancia en Paraná, indicó que la venta para el fin de semana largo de mayo -ahora dado de baja porque se suspendió el feriado puente- no era alta. A su vez, quienes ya compraron boletos no están reclamando devoluciones, sino que han optado por viajar igual.

"Después de Semana Santa las ventas han caído muchísimo y para el fin de semana largo no había demasiado vendido. La gente está asustada y no tiene plata. Lo más vendido, dentro de lo poco, es para Carlos Paz, el sur o el norte" indicó Susevich.

Embed

Comentá y expresate