Una pareja emprendió la búsqueda de un cuidador para su refugio de gatos que está ubicado en la isla de Siros, en Grecia.

En la actualidad hay entre 65 y 55 felinos en la isla, y su cuidador deberá alimentarlos, llevarlos al veterinario si fuera necesario y mantenerlos adentro de la casa en algunos casos, pero el trabajo vale la pena.

Además de ofrecer un sueldo de entre 360 y 350 euros, Joan Bowell, directora del refugio para gatos "Los pequeños de Dios", ofrece una casa de dos ambientes con vista al mar Egeo para cualquiera que quiera mudarse a la isla a partir de octubre.

Embed

Tras un breve entrenamiento, el trabajo pago comenzará en noviembre, justo cuando el clima en el mar Egeo comienza a descomponerse y arrecian los vientos sobre las costas de la isla.

Bowell y su marido armaron el refugio en 2010 y trabajan en conjunto con los veterinarios de la isla, pero el santuario está aislado de la civilización por lo que reconocen que al cuidador "le irá mejor si es el tipo de persona que aprecia la naturaleza y gusta de la tranquilidad y el descanso a solas".

Bowell, de 51 años, se mudó a la isla con su marido por razones de salud pero parece que la pareja está lista para dejar el paraíso terrenal de los gatitos y los atardeceres y por eso comenzaron la campaña para dar con un alma caritativa -preferentemente de más de 45 años- que siga con su obra.

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate