Es uno de los festejos más recordados de la historia de los Superclásicos entre Boca y River. No hay dudas. El protagonista y autor de la particular celebración fue Juan Román Riquelme, quien el 8 de abril del 2001, le dio vida al famoso "Topo Gigio" que hoy está cumpliendo 18 años.

Sucedió en La Bombonera. El Xeneize le iba ganando al Millonario con un gol de Hugo Ibara cuando Riquelme se hizo cargo del remate del penal y, tras la tapada del arquero Franco Constanzo, marcó el 2 a 0 de cabeza. En ese instante, el Diez corrió hacia la mitad de la cancha, se paró frente al palco presidencial y se llevó las manos detrás de las orejas. El destinatario del mensaje era Mauricio Macri, por entonces presidente de la institución, que ponía trabas para mejorar el contrato del enganche ante una variedad de ofertas importantes para venderlo a Europa.

Luego del partido, Riquelme explicó con ironía que el festejo se lo había dedicado a su hija, quien era fanática del personaje infantil. "Es una homenaje a mi hija, le gusta Topo Gigio", sostuvo el Diez, aunque su celebración estaba claramente apuntada contra el mandatario y ya se había inmortalizado.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate