El secretario de Emergencias Sanitarias de la provincia de Santa Fe, Eduardo Wagner, hizo hoy un llamado a la población para que respete las medidas que buscan bajar los contagios de coronavirus y alertó que "en horas del sábado hubo un momento en el que no había camas en la ciudad” capital del distrito.

El funcionario, que tiene a su cargo el servicio de emergencias provincial 107, aseguró que el sistema está "al límite" y evaluó que el personal sanitario está "devastado física y psíquicamente".

"Estamos al límite y quiero hacer un llamado a la solidaridad para tener camas. Estamos al borde. En horas del sábado hubo un momento en el que no había camas en la ciudad”, expresó Wagner en diálogo con radio Sol, de Santa Fe.

En ese sentido, añadió que "es una situación crítica, porque nadie quiere que se muera un ciudadano en su domicilio, en la ambulancia o en la calle" y sostuvo que "no tenemos que llegar a eso”.

"Uno ve, por un lado, el personal sanitario devastado física y psíquicamente. Pedimos empatía sobre todo del que no tiene nada que hacer y no es esencial”, señaló respecto de ciertas conductas sociales que se observan en la capital santafesina.

Wagner pidió "solidaridad con alguien que va a necesitar una cama" y advirtió que "si seguimos de esta manera no vamos a poder dar respuesta".

Finalmente, señaló que la realidad es que "el virus está" y que no hay que salir a buscarlo "porque no podemos dar más respuesta desde el sistema sanitario”.

Fuente: Télam

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate