Un caso polémico para muchos, pero que hasta el momento no tiene definición en la Justicia. Los roles de víctima y victimario parecen confusos para la opinión pública, pero para la causa que se sigue en los Tribunales la acción que tuvo el mecánico se encuadra dentro de un delito.

El hombre de 68 años el martes fue llamado a declarar como imputado por el fiscal Lucas Pascual, que está encargado de investigar cómo sucedieron los hechos y determinar a qué respondía la presencia de la víctima dentro de la propiedad del supuesto victimario.

El imputado de lesiones graves estuvo acompañado de su abogado Leandro Ferrando y se abstuvo de declarar. Luego, y ante el Juez de Garantías, Ferrando presentó una serie de certificados médicos que aconsejaban que su cliente no fuera castigado con una prisión preventiva en Jefatura.

Ante esto, y como el Fiscal no requirió una medida extrema, se resolvió que el hombre permanezca con arresto domiciliario por un plazo de 15 días mientras se continúa con la investigación. Además, con este dictamen no se coarta la posibilidad de trabajo, ya que el taller mecánico está ubicado en su domicilio.

Respecto al hombre de 30 años que recibió la puñalada con un elemento corto punzante, que se cree que pudo ser un destornillador, aún no ha declarado y está alojado en la Sala 4 del Hospital Centenario de Gualeguaychú.

Según los dichos de la víctima a la Policía tras ocurrido el hecho, el apuñalado andaba vendiendo algo o reclamando el dinero de una venta cuando fue sorprendido por el mecánico. El sábado por la noche, inmediatamente después de sucedido el hecho, se realizó un allanamiento en busca de ropa ensangrentada y del arma agresora. Se buscó un cuchillo o una herramienta similar a un destornillador, pero no se localizó nada con rastros de sangre.

Fuente: El Día

Comentá y expresate