Un fuerte temporal sacudió Paraná las primeras horas de esta mañana y algunas calles se vieron anegadas rápidamente. El panorama, a poco de cumplirse un mes de la muerte de Fiorella Furlán, recordó la situación del puente ubicado en calle Manuel Gálvez, por donde pasa el arroyo Antoñico.

El lugar se volvió a inundar y representó un peligro en momentos en los que el agua caída de manera abundante sobre la capital provincial. Por este motivo, un camión municipal se hizo presente en la intersección de la calle con Avenida Ramírez y cortó el tránsito, para impedir la circulación.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate