El policía José Chapay, imputado por la muerte del adolescente concordiense Franco González, podría recibir una pena más alta si la Justicia hace lugar al pedido de la Fiscalía y la querella de encuadrar el hecho bajo la figura de homicidio simple con dolo eventual, con penas de hasta 25 años de prisión.

El hecho ocurrió en abril del año pasado, cuando el agente de la policía manipulaba su arma reglamentaria y mató accidentalmente al joven de 15 años.

"Entendemos que por la característica del hecho y la figura de la persona, un policía con un arma reglamentaria en un lugar de guardia, no podía manipular el arma como hizo sin tener presente que podía lastimar a alguien. Y no obstante eso, manipuló el arma y mató", precisó en diálogo con AHORA el fiscal Darío Mautone, que formalizó el pedido en la audiencia realizada este martes.

Cabe destacar que el abogado de la familia de la víctima, Martín Jáuregui, adhirió al pedido del fiscal. "El Ministerio Público hizo ese pedido, es lo que consideramos correcto. Consideramos que es esa la calificación legal, y el abogado querellante adhiere. En términos concretos implica que existió un homicidio simple con dolo eventual", agregó.

Chapay se encuentra en estos momentos bajo prisión preventiva domiciliaria. "En principio se le dio prisión preventiva con arresto, y luego se transformó en domiciliaria. Y no ha habido ningún inconveniente, por lo tanto entendimos que la investigación estaba resguardada", consideró Mautone.

Por último, el fiscal estima que este año se llegará a la instancia de juicio oral, donde habría una condena de primera instancia por el hecho. "Está en trámite, depende de la Sala, que pone la fecha. Pero estoy seguro que en el transcurso de estos cuatro o cinco meses estaremos en juicio", concluyó.

Comentá y expresate