A raíz de la grave lesión, que le provocó hundimiento de cráneo, el uniformado debió ser intervenido quirúrgicamente durante aproximadamente tres horas. Si bien su estado es delicado, se encuentra estable en el Sanatorio La Entrerriana, publicó La Voz.

Mientras Camusso sigue luchando por su vida, la Policía de Entre Ríos avanza en la investigación para determinar quién o quiénes fueron los responsables de la grave herida provocada al efectivo policial de la Comisaría Quinta. Por el momento, no hay testigos que quieran aportar datos.

Camusso había resultado lesionado en su cabeza en los disturbios que se desataron alrededor de las 4.30 de la madrugada del 1° de enero de este nuevo año en la Plaza San Agustín. Fue en ese marco, prestando servicios, que le arrojaron una piedra. La familia policial se encuentra totalmente consternada y tanto familiares como compañeros ruegan su pronta recuperación.

Comentá y expresate