El sargento Mauricio Gómez, acusado de homicidio agravado por el asesinato de Iván Pérez en el barrio Molinari de Gualeguaychú, cumplirá 30 días de prisión preventiva con tobillera electrónica mientras continúa la investigación.

Así lo dispuso el juez Tobías Podestá en la audiencia celebrada este jueves, rechazando la solicitud de su defensa y avalando en parte la demanda de Fiscalía y la querella.

Este jueves vencía la prisión preventiva que se le había impuesto por 35 días pocas horas después de cometido el crimen, por lo que debía reverse su situación. La Fiscalía había solicitado 45 días de prisión domiciliaria, solicitud a la cual adhirió la querella, demanda a la que se hizo lugar en parte, limitando ese plazo.

El defensor del imputado, Alfredo Vitale, solicitó su libertad y que el arresto domiciliario sea por diez días, hasta tanto se completen los resultados de las pericias que faltan. Según sostuvo el letrado en diálogo con AHORA, la determinación del juez, que deberá revisarse una vez cumplido el plazo, no encuentra sustento ya que no hay riesgos. "No hay elementos que indiquen que exista riesgo procesal", indicó.

Cabe recordar que las primeras pericias de Gendarmería determinaron que la bala de la cual salió el proyectil que se llevó la vida de Pérez salió del arma de Gómez. Aún restan otros estudios que se conocerán la semana que viene, y que serán de vital importancia para la investigación.

Comentá y expresate