Julián Molina, un joven paranaense de 25 años, se consagró como el primer maratonista argentino en cruzar la línea de llegada, este domingo en la media maratón de Buenos Aires, con 1:04:18 en los 21 k.

Para ello, el entrerriano contó que tuvo que vender más de 40 docenas de empanadas, dinero que le permitió solventar los gastos para poder correr, ya que hace poco se quedó sin trabajo.

"Saludos a Entre Ríos y a Paraná. Mirá papá, lo logré", dijo esta mañana en diálogo con el medio TN. Y completó: "Le mando un beso al cielo, para mi mamá".

julian molina 2.jpg

La prueba internacional es una de las más importantes en el calendario mundial.

Otro entrerriano, Martín Mendez, llegó segundos después, a los 1:04:54. Por su parte, Luz Tesuri, oriunda de Gualeguaychú, fue medalla de plata en los 21K.

La media maratón porteña comenzó a las 7.30 en Figueroa Alcorta y Monroe. El objetivo de la 30° edición era llegar a la meta en menos de una hora, una proeza nunca antes alcanzada en esta carrera y que logró el etíope Mosinet Geremew.

Mosinet Geremew, con 59 minutos 48 segundos, fue el ganador de la media maratón de Buenos Aires, un récord en el país, mientras que Julián Molina se consagró como el primer maratonista argentino en cruzar la línea de llegada.

Su reloj marcaba 1:04:18 cuando atravesó la línea de llegada, con el favorito de la carrera, Mastromarino, pisándole los talones. "Mi objetivo era salir con el pelotón y marcarlo a Mariano, sabía que estaba para correr esos tiempos, solo había que esperar a que llegara el día y despertarse con ganas", aseguró el campeón.

Tras muchos días de trabajo, el competidor logró juntar el dinero para viajar a Buenos Aires y consagrase como campeón argentino. Para llegar correr los 21K vendió más de 40 docenas de empanadas de verdura y carne, que preparaba una vez por semana y trabajó de mozo los fines de semana.

Por su parte, el marplatense Mariano Mastromarino, representante argentino en la maratón olímpica de Río 2016 y medallista de bronce de esa distancia en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, buscó defender su corona nacional como el gran favorito.

"Estoy muy contento, ahora estoy tranquilo, pero estuve muy ansioso", reconoció Molina entre risas, según cuenta Infobae. "Mariano (Mastromarino) me ha ayudado mucho, marcó el ritmo y no dejó que me vaya. Hice pretemporada con él, yo sabía que él era muy fuerte. Estoy muy agradecido por la confianza que me dio".

"Después del Nacional me puse a entrenar para esta carrera, vengo de ser subcampeón. Ayer estuve muy tranquilo por suerte, recorrí caminando con mi novia algunas calles de Palermo. Estaba tranquilo, quería pasar el kilómetro 15 bien y así fue. No imaginaba el título, es un sueño", aseguró.

En el podio de mujeres, Vivian Kiplagat se consagró con 1:09:10. En segundo lugar salió Mercy Jerotichcon 1:10:28, mientras que Esther Chesang, con 1:10:40, llegó en tercer lugar. Chesang reconoció que para no ilusionarse no esperaba demasiado.

Entre las argentinas, Daiana Ocampo se convirtió en la campeona argentina de medio maratón con 1:14:04, y en segundo lugar llegó María Luz Tesuri con 1:14:47.

El keniata Bedan Karoki y el etíope Mosinet Geremew fueron las grandes estrellas de la medio maratón más convocante de Latinoamérica -y la antesala de la Maratón Internacional de Buenos Aires que se correrá el 23 de septiembre, ambos eventos organizados por la Asociación Ñandú-.

El mejor registro personal de Karoki es de 58m45s, logrado el pasado 9 de febrero en Ras-al-Khaimah (Emiratos Árabes), y encabeza el ránking mundial de la IAAF de esta temporada y está 4° en el ránking de todos los tiempos. Por su lado, Geremew ganó este año la maratón más rápida del mundo en Dubai con 2h04m00s.

Ellos fueron desde un principio las grandes esperanzas de que por primera vez se logre correr esta maratón en menos de una hora. Hasta ahora, el que más se había acercado era Ronaldo da Costa, de Brasil, quien logró salir victorioso en 1994 con 1h01m05, aunque el circuito era diferente. El año pasado, Paul Lonyangata, de Kenia, estuvo a unos segundos de alcanzarlo con 1h01m17. La vara estaba alta, y la meta, entonces, era clara.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

52.48% Si, estoy de acuerdo
47.52% No estoy de acuerdo
Total 7210 votos

Las Más Leídas