El papa Francisco aceptó la renuncia de monseñor José María Arancedo como arzobispo de Santa Fe y lo reemplazó por el hasta ahora obispo de San Miguel, Sergio Alfredo Fenoy, anunció este martes el Vaticano.

Fenoy, de 58 años, laureado en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, es miembro de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y del Consejo de Asuntos Jurídicos de la Universidad Católica Argentina. La Arquidiócesis de Santa Fe cuenta con 88 parroquias y reúne a casi 800.000 feligreses.

Arancedo, de 77 años, quien presidió la CEA entre 2011 y 2017, había presentado su renuncia al pasar el límite de 75 años que rige para el retiro. En 2011, Arancedo había sucedido al entonces cardenal Jorge Bergoglio como presidente de la CEA, y luego de cumplir los dos mandatos permitidos por carta orgánica, fue reemplazado a fines del año pasado por monseñor Oscar Ojea.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate