A raíz de algunas denuncias recepcionadas en la Municipalidad de Paraná, se detectaron casos de personas que, presentándose como trabajadores de la Comuna, promueven la venta de bolsas de residuos a vecinos de la ciudad.

Al respecto, el Municipio aclaró que no autoriza a ningún trabajador municipal a realizar este tipo de ventas domiciliarias, por lo que ante cualquier hecho similar se solicita realizar la respectiva denuncia al número 147 -Servicio de Atención al Vecino (SAV)-.

Según informó la Comuna, esta advertencia pretende en primer lugar poner al resguardo la integridad de los vecinos ante algunos casos de robos que se han suscitado ante estas circunstancias de evidente abuso por parte de personas inescrupulosas y, por otro, deslindar responsabilidades al Municipio ya que, como se informó, no se trata de empleados que dependan de la Municipalidad de Paraná.

Comentá y expresate