Tras declararse a la ciudad de Paraná como "transmisión comunitaria" del coronavirus, el municipio implementó desde el fin de semana intensos operativos de control ciudadano. En ese marco, este lunes comenzaron a aplicar multas a los ciudadanos que circulan sin barbijo.

Desde la Comuna recuerdan que hace varias semanas se dispuso la obligatoriedad del barbijo o tapabocas, como una de las tantas medidas de bioseguridad para poder evitar la propagación del virus. Por ello, en la peatonal comenzaron a realizar multas a quienes incumplen.

Este domingo incluso se realizó un nuevo procedimiento de concientización con información, alcohol en gel y entrega de barbijos. La Municipalidad insiste en la importancia de respetar las medidas sanitarias contra el avance del virus. Junto a la Policía de la Provincia se trabajó evitando que se produzcan aglomeraciones.

Durante el fin de semana, el personal de Tránsito y Transporte se apostó en accesos al Parque Urquiza prohibiendo el ingreso de vehículos. Estas acciones pretenden hacer hincapié en el uso de estos espacios para caminatas y actividades deportivas exclusivamente. Complementariamente, se verificó la circulación vehicular en diferentes puntos de la ciudad, constatando documentación y controles de alcoholemia durante la noche.

En el marco de los operativos, la Municipalidad recorrió sectores de las costaneras alta y baja del Parque Urquiza y Plaza de las Mujeres Entrerrianas brindando información sobre prevención y entregando barbijos y alcohol en gel. Además, se intensificaron los controles en zona del Túnel Subfluvial.

Comentá y expresate