Un obituario, una sentida despedida de un familiar o un amigo, suele ser corto, concreto y estar lleno de buenas intenciones y grandes recuerdos. Pero en este caso el recuerdo de dos hijos a su madre fue todo lo contrario.

Dos hermanos, Gina y Jay, despidieron a su difunta madre, Kathleen Dehmlow, en el diario Redwood Falls Gazette de la ciudad de Springfield (Minnesota, Estados Unidos), donde indicaron que “ahora será juzgada” y que “el mundo será mejor sin ella”.

La publicación empezó de la siguiente forma: “Kathleen Dehmlow nació el 19 de marzo de 1938, hija de Joseph y Gertrude Schunk, en la ciudad de Wabasso (Minnesota, Estados Unidos)”.

Luego de varias consideraciones llega a 1962, donde destaca que "se embarazó del hermano de su esposo Lyle Dehmlow, y luego se trasladó a vivir al estado de California”

Luego siguió con increíble dureza: “Abandonó a sus hijos Gina y Jay, quienes debieron ser criados por sus abuelos, Josehp y Gertrude Schunk, en la ciudad de Clements (Minnesota, Estados Unidos)”.

En el quinto párrafo está claro los sentimientos que los hijos tenían sobre su madre y sus posibilidades. Así luego indicaron que "Murió el pasado 31 de mayo en la ciudad de Srpingfield y ahora será juzgada. Su presencia no será extrañada por Gina y Jay, quienes entienden que el mundo será un mejor lugar sin ella”.

El obituario fue publicado también en Twitter por el usuario @RandBallsStu. Actualmente tiene 58 mil Me Gusta y ha sido retuiteado más de 18 mil veces por otras personas en la red social.

Gina y Jay no pudieron ser ubicados por los medios de Estados Unidos para hacer comentarios sobre el asunto. Susan Soper, experta en obituarios, le dijo al diario The Washington Post: "La gente en general no habla mal de los muertos. Siempre pondrán la mejor cara para dejar plasmada en un obituario".

Fuente: Clarín

Comentá y expresate