La escandalosa y breve separación de Wanda Nara y Mauro Icardi no solo salpicó a la China Suárez. A partir de esa noticia se conocieron algunos romances que la actriz habría tenido en los últimos meses. Sin embargo el único affaire comprobable fue el que tuvo con Nicolás Furtado, el uruguayo que saltó a la fama por el papel de Diosito en El Marginal. Su relación comenzó en Buenos Aires y siguió en Madrid, donde no avanzó como esperaban.

Según informó Ángel de Brito en Los Ángeles de la Mañana, el actor fue quien decidió terminar con el vínculo. “Salió corriendo porque parece que la China estaba intensa con el tema Benjamín Vicuña y la casa que contamos acá. Los famosos 22 metros cuadrados choreados”, sostuvo. La propiedad a la que hizo referencia el periodista fue el lugar donde la expareja había proyectado vivir como una familia ensamblada. Un proyecto que se frustró tras la separación.

Al parecer, molesto por esa situación, Furtado decidió ponerle fin a la historia después de dos salidas. “No subió de nivel porque ella estaba súper enojada con Benjamín y él no estaba para bancar una cabeza ajena”, precisó de Brito.

Comentá y expresate