Mercedes Aguilar es una joven paranaense, fanática de River. El último fin de semana, como miles de personas más, fue con su entrada al estadio Monumental, con el objeto de presenciar la Superfinal de la Copa Libertadores entre su equipo y Boca Juniors.

Sin embargo, lo que estaba pensado para ser una fiesta terminó en escándalo: el micro del Xeneize apedreado, jugadores lesionados, corridas y el encuentro suspendido para el domingo y finalmente postergado.

Al margen del bochorno, Mercedes volvió a Paraná y escribió un profundo descargo en las redes sociales, donde no solo analizó lo sucedido, sino que además, con una mirada introspectiva, revisó actitudes propias.

El mensaje se volvió viral a los pocos minutos. Leelo completo.

Embed

Comentá y expresate