Tras el trágico episodio que se cobró la vida de Fiorella Furlán en Paraná, la familia de la joven de 22 años agradeció el acompañamiento recibido por parte de la comunidad y pidió "transitar este tremendo momento en la intimidad familiar".

"La familia de Fiorella Furlán agradece todo el apoyo que recibió de la comunidad de Paraná y de los equipos de rescate que los acompañaron en esta situación dolorosa", expresaron en un comunicado enviado a los medios.

La familia "valora enormemente las manifestaciones de amor que han recibido y pide que les permitan transitar este tremendo momento en la intimidad familiar", agregaron. En ese sentido, solicitan que el velatorio sea un espacio reservado para familiares, amigos y allegados.

El cuerpo de Fiorella Furlán fue hallado este lunes a la tarde, en la zona de Bajada Grande, en aguas del río Paraná. Había desaparecido, tras caer con su vehículo al arroyo Antoñico de Paraná, en calle Manuel Gálvez, a pocos metros de la intersección con Avenida Ramírez.

La joven venía circulando por la avenida cuando, al doblar hacia Gálvez, fue arrastrada en su auto Suzuki Swift gris por la gran cantidad de agua que corría por encima de la cinta asfáltica.

El vehículo comenzó a moverse como si fuera en reversa, hasta que terminó cayendo por un espacio ubicado entre la calzada y una de las barandas del puente. Luego, el auto fue hallado bajo un puente en la intersección de Paracao y Vera Peñaloza.

Desde el punto en que ocurrió el accidente hasta el río Paraná, hay casi 8 kilómetros de extensión.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate